RSS

EL BELLO BRUMMELL: NUEVE HORAS DIARIAS PARA ACICALARSE

28 Sep

El “dandy” inglés George Bryan Brummell (1778-1840) conocido como el “Bello Brummell”, empleaba nueve horas diarias en su acicalado personal.

Sus camisas eran impecables y los pantalones se ajustaban milimétricamente a su cuerpo. La perfección de la línea y de la textura era lo que más le importaba en el mundo. Usaba medias de seda y botas brillantes de charol, a las que daba lustre con espuma de champán.

Solía decir que “un perfecto caballero debe cambiar los guantes por lo menos seis veces al día”.

Rompió con su prometida porque a ella “le gustaba comer repollo”, algo que le pareció de intolerable mal gusto.
Obviamente le preguntaron: “Y usted, Sr. Brummell, seguramente también habrá comido verduras”, a lo que contestó: “Cierto, una vez comí un guisante”.

Ninguna reunión, cena, baile o recepción de la aristocracia que se preciara podía prescindir de su presencia.

La nobleza, los poderosos y las mujeres bellas se rindieron durante tiempo ante sus dictados.

Era un “dandy”, un exhibicionista, un “snob” ingenioso, altivo y vanidoso que no dudó un solo instante de su buen gusto por las ropas, ni del deseo de imponer ese gusto a los demás, ni de dejar de gastar gran parte de su fortuna en ropa.

La Enciclopedia Británica llegó a calificarle como “el árbitro de la moda”

A Brummell se le atribuye la creación del traje moderno de caballero vestido con corbata o algún tipo de pañuelo anudado al cuello, que perdura (tras diversos cambios) hasta hoy en día.

Entre sus costumbres estaba la de enviar su ropa a Francia para que allí fuese lavada y planchada y, dicen, la de suavizar sus hojas de afeitar con pergaminos arrancados de ediciones clásicas.

Fue tal su derroche que dilapidó en poco tiempo su gran fortuna heredada, teniendo que huir de sus acreedores. Después de dos apoplejías de origen sifilítico murió en un asilo de caridad pública.

Para los cinéfilos, la vida de Brummell fue llevada al cine en 1924 (interpretado por John Barrymore) y en el “remake” de 1954 “Beau Brummell”, con Stewart Granger y Elizabeth Taylor.

Vaya, nueve horas diarias para arreglarse… para que luego digan…

Es que ser un “dandy” es una ocupación casi “a tiempo completo”.

—————————-
Artículo realizado por Guillermo

Si te ha gustado este artículo, también te pueden interesar:

El Imperio Británico: ¿el más grande de la Historia?
Cuando los caballeros se retaban en duelo
—————————-

Para conocer las novedades de la Aldea
Suscríbete a los Feeds Irreductibles

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en septiembre 28, 2008 en curiosidades de la historia, guillermo, personajes

 

Una respuesta a “EL BELLO BRUMMELL: NUEVE HORAS DIARIAS PARA ACICALARSE

  1. senovilla

    septiembre 29, 2008 at 9:28 pm

    Estás que te sales Guillermo, felicidades por tan estupendos Post.Saludos a ambos.

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: