RSS

Archivo de la categoría: politica

Así, así aprenderán estos romanos…

Nos situamos en el 33 después de Cristo, año arriba, año abajo. Famélico, herido tras un intenso tormento y exhausto tras el sacrificio de haber llevado a cuestas la propia cruz donde le crucificarán, encontramos a Brian. Un buen tipo al que la mala suerte le colocó en el lugar equivocado en el momento menos indicado.

Una especie de españolito de nuestros tiempos que, tras el calvario sufrido durante 7 años por la ineptitud de los anteriores gobernantes, se encuentra clavado en las estacas de los mercados. Tiempos convulsos en los que el Senatus populusque romanum se llama Europa y sus legiones aprietan al más pintado.

Y ahí que está nuestro españolito Brian, a merced de los desfavorables vientos cuando, de repente, y cuando casi todo está perdido, aparece una brizna de esperanza. Desde la colina, blandiendo sus afiladas espadas, se divisa al pelotón liberador…

Por fin algo de suerte, por fin alguien que le salvará del lúgubre destino que le aguarda en la cruz. Un aguerrido grupo de valientes dispuestos a hacerse cargo de la situación y que, con las ideas claras, le sacará del atolladero.

La nueva reforma laboral elaborada por el Partido Popular, que desde ayer sábado ya está publicada en el BOE, convierte al nuevo gobierno en la viva imagen del Frente del Pueblo Judaico, escuadrón de suicidio.

Crear empleo mediante facilitar y abaratar el despido, una brillante idea que generará tanta ilusión como confianza ha creado el cambio de gobierno. Subir los impuestos y a la vez invitar a los dicharacheros empresarios españoles a reducir el sueldo de sus trabajadores. Conseguir el record mundial de lanzamiento de programa electoral en tan solo un mes y medio.

Ayer lanzaba en twitter una invitación: ¿Qué os apostáis a que llegamos a 6 millones de parados en este año?… Nadie me la aceptó… Me acusaron de jugar sobre seguro y la mayoría encaminaba sus cifras a los 7 millones antes del 2013.

Pero no importa, el gobierno seguirá con su brillante plan de recortar ciencia e investigación, reconstruir los derechos sociales a su conveniencia, rebajar sueldos y abaratar el despido… Ellos lo ven claro, lo tienen tan claro que no dudarán en blandir su espada, abrirse el pecho y gritar bien alto: así, así aprenderán estos romanos…

———————
Archivado en la Sección: Artículos de Opinión.

Para conocer las novedades de la Aldea

Suscríbete a los Feeds Irreductibles 

!function(d,s,id){var js,fjs=d.getElementsByTagName(s)[0];if(!d.getElementById(id)){js=d.createElement(s);js.id=id;js.src=”//platform.twitter.com/widgets.js”;fjs.parentNode.insertBefore(js,fjs);}}(document,”script”,”twitter-wjs”);

 
Deja un comentario

Publicado por en febrero 12, 2012 en articulo opinion, economia, politica

 

Algunas preguntas incómodas a las nuevas medidas del Gobierno sobre Ciencia y Cultura

Consejo de Ministros, 30 de diciembre 2011

Ayer tarde, la flamante Vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saenz de Santamaría acompañada de su nuevo séquito ministerial comenzaba la rueda de prensa posterior al primer Consejo de Ministros de la nueva era popular y anunciaba una espeluznante tanda de medidas restrictivas del déficit y el gasto. 

"Estamos ante una situación extraordinaria y se requieren urgentemente medidas extraordinarias" Soraya Sáenz de Santamaría.

Normalmente no es asunto propio de la Aldea el ocuparse de temas económicos salvo cuando afectan a los dos principales temas de conversación de este blog: La Ciencia y la Cultura.

Para análisis más profundos e incisivos sobre las nuevas, urgentes y extraordinarias medidas tomadas, como la congelación de la nómina de los funcionarios y su aumento de jornada laboral, la subida del IRPF o el Impuesto de Bienes Inmuebles, estoy seguro de que podrán encontrar blogs y medios más adecuados para ello.

No obstante, sí me gustaría echarle un vistazo a las medidas que afectan a nuestra temática habitual para realizar algunas preguntas (seguramente incómodas) que me han estado rondando la cabeza desde que el Gobierno hiciera públicas sus primeras iniciativas legislativas.

También es necesario indicar que todas estas medidas son el resultado de la estimación que el Gobierno realiza del déficit público, cuyo porcentaje han proyectado del 6% al 8% para el cierre de este año. Son, en palabras de la vicepresidenta, medidas que se han visto obligados a tomar y que son extraordinarias, urgentes y necesarias para controlar esa desviación de déficit.

Más información »

 
Deja un comentario

Publicado por en diciembre 31, 2011 en articulo opinion, ciencia, politica

 

Hay crisis más preocupantes que la económica

La imagen que encabeza este artículo de opinión (aquí podéis verla ampliada) es una satírica caricatura realizada por el dibujante Joseph Keppler para el magazine “The Puck” y se publicó el 23 de enero de 1889… vuelvan a mirar la viñeta, fíjense en todos sus detalles y de nuevo, recuerden el año… 1889.

Para quien no se mueva con soltura en la lengua de Shakespeare diré que la viñeta (titulada “The Bosses of Senate”, los Jefes del Senado), es una cruda representación de la manipulación del poder político por las industrias (mayoritariamente monopolios) de la época. Entrando por la gran puerta, especialmente preparada para ellos, y ocupando la posición dominante del Senado podemos contemplar a los bien cebados lobbys y monopolios cuyos cuerpos gordos y bien alimentados adoptan la forma de una bolsa llena de dólares. Allí se dan cita los representantes del petróleo, del acero, la banca, el carbón… todos en la parte superior del escenario político que preside un cartel: Senado de los monopolios, por los monopolios y para los monopolios… mientras, al fondo, una pequeña puerta cerrada con un gran candado: Entrada de la gente.

Mercados dirigiendo políticos… Una viñeta del siglo XIX que, desafortunadamente, sigue vigente en nuestros días. Un salto en el tiempo de más de de 120 años sin que parezca haberse producido ningún adelanto o mejora significativa.

Esta viñeta es más actual, se publicó hace un par de días y pertenece a “el roto“. Una visión preocupantemente idéntica a la publicada por Joseph Keppler en 1889 que nos pone claramente sobre la mesa unas cartas que llevan sin modificarse siglos.

En este último siglo hemos vivido graves crisis económicas seguidas de periodos de bonanza. El ciclo económico muestra sus altos y bajos demostrando que existen subidas y bajadas. Crisis, seguidas de recuperaciones que vuelven a convertirse en crisis para volver a salir de ellas.

Sin embargo, existen otras crisis de las que no hemos salido ni parece que vayamos a salir. Crisis que se han incrustado en nuestra forma de vida y no sólo no presentan mejoría sino que, como un cáncer, se extienden y se generalizan. Son más preocupantes que la económica y en ellas pueden contemplarse las ruinas de unos sistemas antiguos y desfasados que sin embargo, nos las siguen vendiendo con una aparente imagen moderna.

Crisis de la Democracia.
El próximo 20 de Noviembre tendrán lugar las elecciones generales y estoy convencido de que aún habrá gente que hable de “la fiesta de la democracia”. Es posible que, en los primeros años y tras el fin de una larga dictadura, esta expresión sí tuviera su significado pero, después de casi 40 años y en pleno siglo XXI, creo que introducir un papel en una urna cada cuatro años constituye a estas alturas un evidente estancamiento.

Evidentemente, es una opinión personal y discutible, pero que en 2011 el poder de un ciudadano y el ejercicio real de su soberanía aún siga siendo elegir entre las inexistentes posibilidades que ofrece un sistema eminentemente bipartidista, es un triste bagaje democrático. Nada parece haber cambiado ni evolucionado democráticamente desde aquel 20 de Noviembre de 1975.

Los avances técnicos, tecnológicos y sociales no han ido acompañados de avances en la representatividad. Nuestro sistema democrático se ha vuelto viejo con los años y no nos ha acompañado en el viaje. Insisto: La democracia hoy en día se limita a introducir un papel en una caja cada cuatro años eligiendo entre A o B, y a mi, esto y a estas alturas, ya no me parece un sistema democrático moderno. Sobre todo teniendo en cuenta que una vez elegido el partido que nos gobernará en los próximos cuatro años, tiene carta blanca para hacer practicamente lo que quiera sin que el ciudadano pueda ni rechistar hasta dentro de otros cuatro años.

Pregúntate qué has decidido tú en los últimos cuatro años y preocúpate por la siguiente cuestión: ¿qué vas a decidir en los próximos cuatro?… nada. Recortes en ciencia, investigación, educación, pensiones, sueldos de funcionarios, cambios en la Constitución, rescate de bancos y cajas con dinero público, acuerdos militares y de defensa… y el ciudadano, tú y yo, tratados como niños: se mira pero no se toca… bienvenidos al SPQR del 2011, el gran escenario de los mercados, gobernado por mercados y para los mercados.

Crisis política.
Íntimamente relacionada con la crisis de sistema y seguramente responsable de ella, vivimos una crisis aún más preocupante: la crisis de la clase política. Actualmente tenemos la camada de políticos más vergonzosa e ineficaz de la reciente historia de la democracia. Todos, sin distinción de partido al que pertenezcan. No existe ningún político salvable, todos absolutamente todos suspenden en alguno (o directamente, en la mayoría) de los aspectos necesarios para gobernar con diligencia un país.

Necesitamos buenos gerentes, administradores eficaces y sin embargo tenemos políticos. Actualmente, la definición más precisa de político que se me ocurre es esta: “Político, señor o señora que han decidido vivir de la política. Una persona que desde joven se afilió a un partido y ya no se dedicará a otra cosa durante las próximas décadas. Políticos de larga duración, para toda la vida, sin renovación posible salvo por otros como ellos.

Políticos manejables por los mercados. Políticos corruptos, incluidos sin problemas de conciencia en listas por sus propios partidos. Políticos mentirosos. Políticos que se contradicen de un mes para otro y que no se averguenzan cuando tiras de hemeroteca y les muestras sus propias palabras. Políticos incompetentes porque no tienen ninguna habilidad diferente a la de saber cómo ganarse una silla de cuatro en cuatro años.

Políticos sin ideas, o ¿alguien cree que alguno de los partidos sabe realmente qué hacer para solucionar problemas en los próximos años? La poca preparación, la incompetencia, mala gestión, corrupción y mentiras de nuestros políticos actuales han llegado a conseguir que nos acostumbremos a sus incumplimientos sistemáticos.

Julio Anguita solía decir: “Programa, programa y programa“. Estaba bien en aquellos días en los que alguno podía llegar a creer que un programa servía para algo. Hace ya mucho que los políticos que nos gobiernan (y los que nos gobernarán) dejaron de tener credibilidad y sus programas no solo no se van a cumplir sino que pueden repetidos de una legislatura a otra, sin que hayan hecho nada por cumplirlos. (Lean este post del Teleoperador un breve ejemplo de cómo y, sobre todo, para qué se confecciona un programa: para dar imagen cada cuatro años, nunca para cumplirlo)

Las promesas se quedan en nada y se ganan elecciones simplemente porque el anterior gobierno demostró publicamente ser incompetente, corrupto y manifiestamente manejable por el verdadero poder: el dinero… cuatro años después, las tornas se repiten y volverán a gobernar los que ahora son incompetentes, sin que en el camino haya cambiado nada de su incompetencia, su corrupción o su postramiento a los grandes agentes financieros y económicos.

Hoy por hoy, y con esta clase de políticos nos iría mejor sin gobierno… ¿No me creen? Miren a Bélgica .

Crisis de medios de comunicación.
Enorme. Gigantesca. Desproporcionada. La crisis que arrastran los medios de comunicación no solo se circunscribe al derrumbe de su modelo de financiación, no es el típico y aburrido debate entre periódico de papel e internet, no es solo el formato digital. Es una crisis de valores, de honestidad. Resulta descorazonador y vergonzoso ver cómo la realidad está tan alejada de lo que nos presentan los “grandes” medios que apenas queda una sombra de lo que realmente es.

Vendidos al mejor postor y ante la crisis de ventas, las grandes plataformas informativas se han postrado ante nuevos amos: las ideologías, las economías, los intereses, los patrocinadores, los titulares sensacionalistas, las mentiras disfrazadas y listas para digerir tras pasar por el tamiz de la interpretación.

La realidad es interpretable. Sí, lo es… pero no es deformable, recortable o intercambiable… no debe serlo. El punto de maleabilidad no es infinito y en esta crisis, su límite se está perdiendo hasta convertir la realidad en esperpento.

La objetividad absoluta no existe, pero sí la honestidad y la profesionalidad.

Siempre he sido muy crítico (y aún lo sigo siendo) con el peso y la verdadera influencia en la sociedad de los blogs, las webs, las redes sociales e internet en general. Creemos ser el ombligo del mundo y lo cierto es que ahí afuera, en el mundo real, el gran porcentaje de los ciudadanos conocen lo que ocurre y se informan de la actualidad mediante la prensa en papel, los programas de televisión y la radio. Los medios tradicionales son los que siguen mostrándole al ciudadano qué está pasando y cual es la noticia… y salvo honrosas excepciones, están mintiendo, están deformando y no están siendo honestos.

Para la gran mayoría de la gente, el día a día sigue siendo lo que está escrito en un periódico o lo que dice el telediario y, apoyados en la barra de un bar, entre cerveza y cerveza, terminan llamando perroflauta a un parado que protesta, terminan recriminando a un profesor que tiene muchas vacaciones o terminan convencidos de cualquier titular interesado, manipulado, falso.

Crisis económicas ha habido y seguirá habiendo. Los gráficos económicos están plagados de alzas y caídas, de ascensos y descensos. La crisis económica durará varios años más pero terminará despuntando un nuevo periodo de subidas… sin embargo, existen otras crisis en las que nos hemos estancado desde hace siglos, crisis que no cambian, que no avanzan, errores que se han incrustado en nuestro día a día y que se están convirtiendo en permanentes, en irresolubles, en eternos.

Esta es la viñeta de Manel Fontdevila para el día de hoy, 16 de octubre de 2011… ¿alguien la distingue de la que publicara el dibujante Joseph Keppler hace 122 años en aquel The Puck?

Viñetas de 1889 que siguen reflejando las mismas crisis siglos después.

———————
Archivado en la Sección: Artículos de Opinión

Para conocer las novedades de la Aldea

Suscríbete a los Feeds Irreductibles

 
Deja un comentario

Publicado por en octubre 16, 2011 en articulo opinion, economia, politica

 

Bill Maher – The Decider

Si de por sí ya es complicado hacer humor, meterte en terrenos pantanosos y hacer humor político es aún más difícil.
Siguiendo la estela dejada por otros grandes monologistas como el fallecido Georges Carlin os dejo hoy un show de Bill Maher en el que podréis comprobar que la crítica política es aún más efectiva si la rellenas de ironía, sarcasmo y humor satírico.

Una crítica política directa y humorística es un arma infalible que pone al descubierto los sinsentidos de la actualidad mucho mejor que cualquier otra.

Algo necesario y que, como pudimos comprobar hace unas semanas, no tenemos en España. Aquí tenemos night shows que descuartizan sin problemas a Paquirrín o a Carlos Jesus, pero acarician complacientes la mano de los políticos que les convienen…

http://www.youtube.com/p/BDBFF86283FCDCC5?hl=es_ES&fs=1

Para conocer las novedades de la Aldea

Suscríbete a los Feeds Irreductibles

 
13 comentarios

Publicado por en abril 27, 2011 en humor, politica

 

El feminismo: una lucha inacabada

“La mujer nace libre y permanece igual al hombre en derechos”
(Olimpia de Gouges, 1792)

El día 8 de marzo celebramos en todo el mundo el Día Internacional de la Mujer. Aunque han pasado ya más de dos siglos desde que Olimpia de Gouges redactara los Derechos de la Mujer y de la Ciudadana, sus palabras siguen estando de plena actualidad. En una reciente nota de prensa, Manos Unidas denunciaba que dos terceras partes de los adultos analfabetos son mujeres. También lo son el 70% de los pobres.

La violencia de género mancha de sangre nuestras sobremesas y el acceso al mundo laboral no es todavía igualitario.

No hay duda de que la situación de la mujer sigue siendo una de las problemáticas sociales más importantes de nuestro tiempo. Sin embargo, y pese al largo camino que aún queda por recorrer, estas fechas también deben ser momento para recordar a ese valiente puñado de pioneras que se atrevieron, casi siempre en soledad, a cuestionar las estructuras impuestas desde una sociedad machista, enfrentándose a la indiferencia, la burla, la incomprensión y el desprecio de sus coetáneos.

La lucha por los Derechos de la Mujer se remonta al inicio mismo de la contemporaneidad. En 1789, la Revolución Francesa, que derribó las estructuras del Antiguo Régimen, promulgó los Derechos del Hombre y convirtió al súbdito en ciudadano, se olvidó de conceder derechos políticos a la mitad de su población. Desde el principio, las mujeres quedaron excluidas de la ciudadanía y siguieron bajo la dependencia de padres y maridos: poco había cambiado para ellas.

En este contexto, Olimpia de Gouges publica en Francia sus “Derechos de la Mujer y de la Ciudadana”; y Mary Wollstonecraft, en Inglaterra, la “Vindicación de los Derechos de la Mujer”. Fueron las primeras piedras del lento edificio de la igualdad.

Mientras esto ocurría en política, la Revolución Industrial alumbraba el nacimiento de la economía capitalista contemporánea. La primera sociedad industrial, tiempo de barrios negros y miseria obrera, obligó a muchas mujeres humildes a salir de sus casas para incorporarse al trabajo en las fábricas. No fue un camino fácil. El sueldo femenino era más bajo y los hombres miraban con recelo a quienes veían, ante todo, como una amenaza para su estabilidad laboral. Las violaciones eran frecuentes y los sindicatos no permitían la entrada a mujeres.

Pese a todo, se había dado un paso importante: la mujer se integraba en la cadena productiva capitalista. Ya nada podría pararla. A mediados del siglo XIX, Flora Tristán predicaba el socialismo y la igualdad en las fábricas y, poco después, Emma Paterson creaba una liga de sindicatos de mujeres. Estaba naciendo el movimiento feminista.

La primera oleada de este movimiento tuvo su carta fundacional en la declaración estadounidense de Seneca Falls (1848) y se centró en la consecución de los derechos políticos y el voto femenino. Fue una lucha enconada, revolucionaria, protagonizada por mujeres de la burguesía media que reclamaban la participación activa en la sociedad de su tiempo. Entre mítines, periódicos, manifestaciones y cárceles, la batalla de las sufragistas tuvo su primer éxito en 1869: en el Estado de Wyoming, y por primera vez en el mundo (salvo algunos precedentes menores), la mujer blanca pudo ejercer su derecho al voto. Desde entonces, los progresos fueron constantes y el sufragio femenino se fue extendiendo, lentamente, por Europa y América.

Entretanto, el mundo cambiaba a un ritmo frenético. El ferrocarril, el automóvil y el avión revolucionaban las comunicaciones. La luz eléctrica prolongó la jornada de trabajo y dio un gran impulso a la vida nocturna. Nacía la sociedad de consumo de masas y, con ella, el desarrollo de las grandes superficies, el cine y todo el sector terciario. De manera inmediata, este nuevo capitalismo comenzó a demandar oficios que se tenían por específicamente femeninos: cajeras, secretarias, mecanógrafas y azafatas. Y, entonces, llegó la guerra.

La Primera Guerra Mundial (1914-1918) provocó un impacto sin precedentes en la historia de la emancipación femenina. Su poder destructivo fue tal que dos generaciones de europeos dejaron la vida en las trincheras de Francia. Todos los hombres en edad de trabajar fueron llamados a filas. Las fábricas se quedaron sin nadie y la producción cesó cuando más necesitaba la sociedad a su industria. La situación era tan desesperada que se adoptó una solución revolucionaria: la incorporación masiva de la mujer a todos los ámbitos del mundo laboral.

Fue la necesidad la que hizo ver a Europa que las mujeres podían desempeñar, tan bien como los hombres, cualquier tipo de trabajo. Surgieron las guarderías y la moda experimentó el mayor cambio de su historia: las faldas más cortas y el pelo a lo garçon, en principio tan necesarios para poder trabajar más cómodamente, se convertirían después en alta costura de la mano de Coco Chanel.

El fin del conflicto trajo campañas orientadas a que las mujeres regresaran a sus tareas domésticas; pero algo había cambiado. El mundo anterior a 1914 había desaparecido y, con él, toda una forma de entender las relaciones laborales. La presencia de la mujer en todos los ámbitos del trabajo seguiría su camino, lento pero seguro, durante la primera mitad del siglo XX.

La segunda gran ola del feminismo contemporáneo se inició con la publicación de El segundo sexo, de Simone de Beauvoir, en 1949. Aunque, a mediados de siglo, los derechos políticos eran ya una realidad en la mayoría de países occidentales, la igualdad efectiva estaba aún muy lejos de conseguirse. En el contexto de la revolución social de los años 60, la mujer tomó conciencia de que seguía estando subordinada, de que sus derechos sociales no se habían reconocido, de que seguía siendo, en definitiva, el segundo sexo. Comenzaba así un vasto movimiento internacional por la liberación de la mujer, con toda la fuerza de una juventud contestataria y utópica que buscaba la playa bajo los adoquines de todo el mundo, desde San Francisco hasta Praga. En La mística de la feminidad, Betty Friedan denunciaba la insatisfacción vital, íntima, amarga, de millones de mujeres confinadas en las cuatro paredes de su casa. En medio del desprecio y la indiferencia, los estudios sobre la mujer entraban en la Universidad y Kate Millet pudo denunciar la opresión sistemática del sistema patriarcal existente en su Política sexual de 1970.

Con la consigna “lo privado es político”, las mujeres de los 70 se lanzaron a la búsqueda de su propia identidad, protagonizando una auténtica revolución social que subvertía las nociones de género aceptadas hasta entonces. Fueron ellas, al convertir lo privado en político, las primeras en denunciar su subordinación al hombre en el matrimonio y en el trabajo, en crear centros de planificación familiar y casas de refugio para mujeres maltratadas, en reivindicar la igualdad real en todos los ámbitos de la vida. Alcanzaron un éxito arrollador. Muchas de sus propuestas, inicialmente revolucionarias, han sido acogidas por los gobiernos y hoy día son una realidad que va más allá de cualquier ideología de género.

A partir de finales de los 80, el mundo entraba en una nueva etapa. La caída del Muro de Berlín y el “fin de las ideologías” preludiaban la tercera ola del feminismo contemporáneo, caracterizada por las políticas de igualdad y la asunción de sus propuestas desde las más altas instancias. Así, en la Conferencia Mundial de la Mujer en Beijing, auspiciada por la ONU, los Derechos de la Mujer se enmarcaron dentro del contexto general de los Derechos Humanos. La mayoría de los gobiernos han puesto en marcha medidas contra el maltrato y la discriminación; la igualdad se ha convertido en una demanda global.

El feminismo del siglo XXI tiene ante sí el estimulante reto de la diversidad. La existencia de una única manera de ser mujer es impensable en la sociedad de la información y del conocimiento. Cientos de corrientes, de todos los signos políticos y religiosos, reivindican el derecho a su propio pensamiento. Las mujeres de Asia, África y América niegan que el modelo occidental del feminismo sea el único válido y encuentran nuevas señas de identidad en sus propias sociedades. Queda mucho por hacer. Hay mil formas de ser mujer, pero un mismo camino por delante.

———————-
Este artículo me lo envía un lector de la Aldea Irreductible, Vicente Cendrero Almodóvar, Historia por la Universidad de Castilla-la Mancha, que en esta fecha ha querido añadir su aportación al día internacional de la mujer.

Más información y fuentes:

-NASH, M: “Las mujeres en el mundo contemporáneo”.

-NÚÑEZ FLORENCIO, R.: Sociedad y política en el siglo XX. Viejos y nuevos movimientos sociales. Madrid, Síntesis, 1993.

– ANDERSON, B.S.; ZINSSER, J.P.: Historia de las mujeres. Una historia propia. Barcelona, Crítica, 1991.

– BOURDIEU, P.: La dominación masculina

Para conocer las novedades de la Aldea

Suscríbete a los Feeds Irreductibles

 
8 comentarios

Publicado por en marzo 8, 2011 en historia, politica

 

¿Y por qué no cerrar la web del Ministerio de Cultura?

Medio broma, medio en serio, os hablaba ayer de cerrar google, pero hoy me he puesto a pensar y me ha dado por ir un poquito más allá… veamos.

Extracto literal del aviso legal de la web del Ministerio de Cultura:

“Se facilitan vínculos a páginas externas sobre las que el Ministerio no tiene control alguno, y respecto de las cuales declina toda responsabilidad”.

Vaya, hombre… al parecer el Ministerio declina la responsabilidad respecto a los enlaces y contenidos externos a su web… vaya, vaya… Señora Ministra, no encuentro mucha diferencia entre lo que ustedes defienden y lo que ustedes atacan y si no pregúntele a un Juez (aunque a usted ya sabemos que no le gusta lo que van diciendo los Jueces sobre los enlaces)

Pues se acabó el chollo. A partir de ahora (y gracias a su propia Ministra) el Ministerio sí será responsable por enlaces externos… Veremos lo que tarda algún gracioso en demandarles por esos enlaces externos gracias a su propia Ley Sinde…

Y otra curiosidad, qué bonita la © bien grande en la cabecera y al pie de todas y cada una de las páginas del Ministerio de Cultura. A ver si encuentran alguna otra diferencia con esto.

En serio, todo este tema me está dando momentos realmente chanantes… Nos gobierna gente a la que le falta un agua… #NO LES VOTESBúscate el partido más absurdo y surrealista que encuentres y te aseguro que no notarás la diferencia con los hermanos Marx que nos dirigen.

Edito: La intención de este irónico post (evidentemente) no es cerrar google o el mcu.es, sino demostrar que realmente los partidos políticos que apoyan la Ley Sinde, con el gobierno en cabeza, saben y comprenden en el fondo que no es lógico criminalizar por un enlace a contenidos que están fuera de tu web, como ellos mismos se aplican así mismos. Una práctica que luego niegan a otras webs.

Me he pasado la mañana curioseando por los avisos legales de las webs de los Partidos políticos que han apoyado la Ley Sinde y NINGUNO se hace responsable de los contenidos externos que enlazan desde sus propias webs… Eso sí, los enlaces externos de SeriesYonkis sí que les parecen malvados… aclárense 🙂

—————————–
Archivado en la Sección: Artículos de Opinión.

Para conocer las novedades de la Aldea

Suscríbete a los Feeds Irreductibles

 
11 comentarios

Publicado por en febrero 19, 2011 en articulo opinion, internet, politica

 

¿Dónde colocamos a don Blas?

Hace un par de días se puso en contacto conmigo Verónica Martín, subdirectora del Diario de Avisos, para preguntarme mi opinión sobre la polémica que ha levantado el nombramiento de Blas Cabrera Felipe como representante en el día de las Letras Canarias.

Una elección que no ha contentado a nadie y que está descubriendo a muchos la figura del físico canario pero no de la manera en que se había previsto.

Hace ya casi dos años le dediqué un artículo a don Blas Cabrera en la sección que mantengo en la Aldea sobre “los padres olvidados” en la cual y con la breve extensión y profundidad que permite un blog, intentaba reivindicar la carrera del científico de Lanzarote.

En primer lugar he de decir que reconozco ante todo la buena intención del Parlamento Canario, de donde surge esta iniciativa, aunque personalmente creo que la elección es errónea.

Al Cesar lo que es del Cesar, don Blas Cabrera fue físico y su participación en “el mundo de las letras canarias” fue inexistente. Cierto es que escribió algún tratado sobre lenguaje durante su estancia en la RAE, dónde llegó de la mano del también científico Ramón y Cajal, pero homenajear al físico de Arrecife en el día de las letras canarias sería como homenajear al médico de Petilla de Aragón en el día de los pintores navarros, por el simple hecho de que en algún momento de su vida cogió un pincel…

En la entrevista en Diario de Avisos puse un otro ejemplo similar para ilustrar esta polémica: “Sería como conceder el Nóbel de Literatura a Stephen Hawking, porque ha escrito libros”.

Hay quien puede pensar que esta elección de Cabrera podría ampararse en la versatilidad de la que hablaba hace unos meses con el Premio Príncipe de Asturias, Pedro Miguel Etxenike, en una entrevista durante las jornadas de Passion for Knowledge, o incluso quien pueda invocar esa tercera cultura de la que también hablé aquí hace algún tiempo con la célebre conferencia de C.P.Snow y sus dos culturas.

No.

La multiculturalidad, versatilidad, la tercera cultura o la universalización del conocimiento en sus diversas ramas no son un paraguas tan amplio como para convertirse en un saco dónde entre cualquiera por cualquier mérito.

En este caso no nos encontramos ante una figura que para su trabajo o su carrera haya conjugado la literatura y la física. Estamos ante momentos puntuales e incidentales que no pueden ocultar lo que es, en realidad, una mala decisión que confunde y crea dudas sobre el verdadero trabajo de Blas Cabrera. Si pretendían rescatar del olvido a Don Blas Cabrera Felipe, hay mejores formas y lugares. Quién no lo conociera, ahora es posible que tenga una imagen errónea sobre su carrera, a qué se dedicó o lo qué realmente significó.

Y como digo, es muy probable que la intencion de esta designación sea buena, sin embargo, la elección del lugar y la materia han sido erróneas. Por poner otro ejemplo clarificador sería como nombrar a don Blas representante del gremio de gastronomía porque en su día cocinó unos buenos spagettis… puedes defender esa designación en aras de la tercera cultura culinaria, pero seamos serios: no viene al caso…

No creo que al propio Cabrera Felipe le cuadrara muy bien todo este homenaje en una materia en la que ni le va ni le viene, muy al contrario, es posible que el bueno de don Blas afirmara: “Pero señores parlamentarios, si tienen ahí a Don Benito Pérez Galdós… ¿Para qué me meten ustedes a mí en esos berenjenales?

Artículos relacionados:
Blas Cabrera Felipe, el olvidado padre la física española
Aniversario de las dos culturas de C.P.Snow

Para conocer las novedades de la Aldea

Suscríbete a los Feeds Irreductibles

 
4 comentarios

Publicado por en febrero 17, 2011 en Canarias, fisica, politica